Page Title
Control del Muérdago: una propuesta en el Distrito Federal
PROGRAMA DE CONTROL DEL MUÉRDAGO EN POLANCO, DELEGACIÓN MIGUEL HIDALGO, DISTRITO FEDERAL
(PROYECTO PILOTO)
1.        Introducción.  El día miércoles 4 de febrero de 2015, el Dr. Rivas y su equipo de trabajo se trasladaron a la colonia
Polanco-Reforma con el fin de tomar los datos de los árboles atacados por el muérdago, localizados en la manzana comprendida
por las calles Av. Homero, Aristóteles, Ejército Nacional y Galileo. Esta manzana comprende un gran rectángulo de 80 por 230
metros, con un perímetro de 620 m y una superficie de 18,400 m².

Este pequeño estudio dasonómico presenta la descripción del método empleado para hacer el diagnóstico, analiza los resultados
obtenidos y describe el sistema de control de la plaga, llamado Control Físico del Muérdago. Al final se indican varias
recomendaciones para continuar con el proyecto.
2.        Antecedentes. En diciembre de 2014 la Señora Ruiz, representante de la asociación civil “La Voz de Polanco”, se comunicó
con la Asociación Mexicana de Arboricultura con el fin de exponer su preocupación por la extensión y daño al arbolado, resultado
del ataque de la planta hemiparásita comúnmente llamada “muérdago”, que ha matado muchos árboles en su colonia.

El día jueves 22 de enero de 2015, la Señora Ruiz y el Dr. Daniel Rivas Torres, Presidente de la AMA, realizaron un recorrido por
algunas calles con el fin de observar la magnitud del problema y acordar las acciones a seguir (Figura 1).

El Dr. Rivas propuso la realización de un diagnóstico del problema tomando una manzana de la colonia como área piloto para
sacar de allí los datos de los árboles y luego analizarlos con el propósito de responder a las preguntas de qué especies están
atacadas, su localización, tamaño, nivel de infestación, clase de muérdago, método de control, tiempo a emplear para su
tratamiento, costo y prioridad de acción, principalmente.

Luego de la revisión del informe se propondrá ejecutar el saneamiento en algunos árboles con el fin de demostrar el método de
control físico recomendado.
Figura No. 1. Mapa de localización del área piloto (Fuente: Google/map).
3.        Metodología. Antes de salir al campo se diseñó y elaboró un formato para la toma de datos de los árboles y
se preparó el equipo de medición consistente del plano del sitio, cinta métrica, clinómetro, martillo de goma, cámara fotográfica,
binoculares, indicador láser y bolsas plásticas, principalmente. Igualmente se diseñó una base de datos para descargar los
formatos. El plano que se empleó fue obtenido de Google/map con el propósito de posteriormente ubicar allí los árboles y hacer
más fácil y práctico su visualización por parte de los interesados.

Los datos que se tomaron fueron: nombre del árbol, localización en el plano, perímetro, altura total, altura de la copa, diámetro de
la copa, clase de plaga, nivel de infestación, método de control, prioridad para el trabajo, tiempo estimado en su ejecución, costo y
observaciones. Igualmente, se contabilizó la cantidad total de árboles en la manzana con el fin de conocer el porciento de
arbolado afectado por la plaga.

El Factor de Copa Viva (FCV) se obtiene dividiendo la altura de la copa entre la altura total del árbol y luego multiplicando por 100.
El FCV debe ser mayor del 60%, indicando una apropiada distribución de la copa, con sus ramas y  hojas, y con ello una buena
condición estructural y de salud del árbol.

La preferencia para la realización de los trabajos se hace en primera, segunda y tercera prioridad. El criterio experto para esta
categorización de prioridades fue seleccionar primero los mejores árboles por su especie, ubicación,  tamaño, condición
estructural y de salud (más del 60% por ciento de copa viva) y nivel de infestación, principalmente. Estos ejemplares de primera
prioridad son en los que se vale en principio hacer una buena inversión para su conservación.

Participaron tres personas en la toma de datos en el campo, previamente estaban entrenados para este tipo de trabajo. Dentro de
ellos participó un experto en árboles, arborista certificado por la International Society of Arboriculture (ISA, por sus siglas en
inglés), que revisaba el árbol integralmente por el método de evaluación visual (VTA, por sus siglas en inglés). Igualmente, se
tomaban datos del sitio de ubicación que otro integrante del equipo los registraba en el formato. El tercer integrante se encargaba
de tomar los datos dasométricos del árbol con la ayuda del arborista.

Se empezó la toma de datos en la esquina Sur-Oeste, de Galileo y Av. Homero, avanzando en el sentido de las manecillas del
reloj por la calle Av. Homero para revisar el estado de los árboles deteniéndose únicamente en los que presentaban el ataque del
muérdago con algún nivel de infestación (Cuadro No. 1).
Cuadro No. 1. Nivel de infestación (%)
(sirve para evaluar del porciento de la copa con la presencia del muérdago)
Bajo
Medio
Alto
Severo
Menos del 25
25 - 50
50 - 75
Más de 75
4.        Resultados. Uno de los primeros productos del estudio es el mapa de localización de los árboles, indicando
con símbolos las diferentes especies de árboles y con colores el nivel de infestación: amarrillo (bajo); verde (medio); rojo (alto)
(Figura 2). Con el fin de ubicar el área y para su visualización, este mapa se encuentra en
Google/map.
Figura No. 2. Mapa de localización de los árboles en la zona piloto (Fuente: Google/map).
Cuadro No. 2. Formato con los datos de los árboles tomados en el campo.
En la manzana tomada como área piloto se encontraron 14 árboles atacados en diferentes grados por la plaga de muérdago
Struthanthus quercicola. El total de árboles en la manzana es 102, por lo que existen un 13.7% de árboles atacados. Se empleó
una hora para la toma de los datos de los árboles infestados en la manzana.

El Cuadro No. 2 presenta los datos tomados de cada uno de los árboles encontrados con plaga en la manzana piloto. Estos datos
permiten analizar la condición de afectación y con base en la inspección experta se define el método de control más conveniente,
el tiempo requerido para realizarlo, el costo de su ejecución y el equipo apropiado.

Los árboles afectados son: 10 truenos, 2 jacarandas, 1fresno y 1 colorín. En la manzana se observa que los árboles de porte
grande como el fresno y la jacaranda, tienden a desaparecer. Estos árboles grandes son los que mayores beneficios o servicios
ambientales aportan a la comunidad: realce y nobleza del lugar, belleza del paisaje, aire limpio y fresco, sombra, protección de la
fauna, captura de carbono y almacenamiento de agua, principalmente. En su lugar están apareciendo los truenos, arbolitos a
modo para darles forma o desmocharlos con el fin de mantenerlos chicos (Figura 3). Sin embargo, los servicios ambientales,
estéticos y sociales de estos arbolitos son bastante limitados.
Figura No. 3. Distribución por género taxonómico de los árboles encontrados.
En cuanto al muérdago, la Figura No. 4 indica que la mayoría de los árboles afectados, el 78.5%, tienen niveles medio y bajo de
infestación. Este resultado es un buen indicador para establecer un programa de manejo del muérdago por prioridades,
empezando con los árboles de mejor tamaño y porte (primera prioridad), aunque resulte más costoso su tratamiento por ser los
más grandes.

Los árboles chicos, truenos principalmente, tienen bajos y medios niveles de infestación;  los mismos propietarios, si lo desean,
con un poco de capacitación, podrían controlar la plaga.
Figura No. 4. Cantidad de árboles afectados por nivel de infestación por muérdago.
5.        Control físico del muérdago. El control de la plaga del muérdago no debe hacerse cortando las ramas o
podándolas. Lo importante es tener en cuenta que el árbol requiere la mayor cantidad de hojas y ramas con el fin de que fabriquen
las substancias nutritivas que le permitan un desarrollo sano y seguro. Además, porque requerimos la copa de los árboles para
que les de salud, belleza y seguridad y así obtener sustentablemente sus beneficios paisajistas, sociales, económicos y
ambientales. Además el muérdago necesita mucha luz y entre más abramos la copa más fácilmente va a propagarse.

El control físico del muérdago consiste en llegar a la copa del árbol, desplazarse por las ramas infestadas y únicamente
desprender o rebanar la planta que lo está afectando. Es como un deshierbe manual en las alturas (Figura 5).
Figura No. 5. Control físico del muérdago.
No hay que preocuparse por los haustorios o raíces del muérdago que pueden quedar insertos en las ramas para más tarde hacer
aparecer nuevamente la plaga. La realidad es que así dejemos los puros troncos el muérdago volverá a aparecer porque sus
vectores o propagadores son las aves que traen en su buche las semillas de otros árboles infestados que hay en toda la ciudad. Si
se cortan severamente, nos quedaremos sin la copa de los árboles y sus múltiples beneficios. Lo anterior quiere decir que se
deberá elaborar un programa de manejo para regresar periódicamente a repetir el control en las ramas donde aparezca
nuevamente (se recomienda un período de retorno de un año). Mientras tanto nos habremos quedado con árboles grandes,
seguros y saludables, que es el objetivo del proyecto.

También hemos observado que a diferencia de los árboles aislados, los que están agrupados con sus copas traslapadas,
formando un dosel y dándose sombra unos a otros, como en un parque, jardín o camellón, son menos susceptibles de ser
atacados por el muérdago. Los árboles que resultan afectados por el muérdago son los de las orillas.

Para los árboles grandes en la actualidad se cuenta con dos tecnologías que permiten ir hasta la copa y realizar con eficiencia y
seguridad el control físico del muérdago. Una técnica es la trepa con cuerda y arnés para llegar hasta aquellas ramas,
principalmente sus extremos, y hacer el trabajo. Para esto se requiere el equipo (con un costo aproximado de $20,000.00) y la
capacitación del personal que intervenga. La otra tecnología es la máquina con canastilla hidráulica donde el trabajador asciende y
desde la cubeta trabaja con seguridad; también se requiere capacitación para el uso de este equipo.
6.        Recomendaciones.
Figura 6. Prioridad para realizar el control del muérdago en la zona piloto.
a)        De los 14 árboles encontrados con plaga solo hay un
fresno (
Fraxinus uhdei) que se considera de primera prioridad
para ser intervenido (Figura 6). Este árbol se encuentra en la
banqueta al frente del No.709 de la Av. Homero. Aunque está
plagado se observa saludable.

Es un portentoso ejemplar de 82.2 cm de diámetro normal,  20
metros de altura, 18.6 m de diámetro de copa, 65 % de factor
de copa viva y con un nivel de infestación media por el
muérdago
Struthanthus quercicola. Se requiere equipo de
canastilla hidráulica con el fin de alcanzar más fácilmente a las
ramas donde se encuentra la plaga (Figura 7).

Es conveniente disponer también de equipo de trepa con
cuerda y arnés para llegar a las ramas que van hacia la casa.
El tiempo estimado para ejecutar este trabajo es de 8 horas.
Se estima en $500.00 el costo por hora, de tal manera que el
costo total de la obra es $4,000.00 (incluyendo el acarreo del
material resultante).
b)        Después sigue la segunda prioridad con 3 árboles: 1
trueno y 2 jacarandas que aunque son especies importantes, su
condición de salud y factor de copa viva no son buenos
(principalmente las jacarandas). El costo del control físico del
muérdago de los 3 árboles es $7,500.00.

c)        Sigue la tercera prioridad con 10 árboles: 9 truenos y un
colorín, cuyo tratamiento de control del muérdago tiene un costo
de $6,750.00. En su mayoría son arbolitos frecuentemente
cortados por los mismos vecinos, quienes probablemente no
desean que crezcan. En todo caso, si ellos quisiesen, con una
pequeña capacitación podrían quitar la plaga (Figura 8).

d)        El costo total del control físico del muérdago para todos
los 14 árboles es $18,250.00 (Cuadro No. 3).
Figura 7. Fresno de Av. Homero 709.
PRIORIDAD
ÁRBOL
PRIORIDAD
COSTO ($)
PRIMERA
1 fresno
1
4,000.00
SEGUNDA
1 trueno y 2
jacarandas
3
7,500.00
TERCERA
9 truenos y 1 colorín
10
6,750.00
TOTAL
  14
18,250.00
Cuadro 3. Prioridad y costo de árboles a tratar para el control del
muérdago en una manzana de Polanco,
Distrito Federal.
e)        Con base en el tiempo, recursos y trabajo realizado, se
estima en $1,000.00 el costo por manzana la realización de este
estudio de diagnóstico.

f)        Si nos lo solicitan con mucho gusto podemos reunirnos
con quienes tengan interés en ampliar y conocer mejor la
propuesta de manejo del muérdago.
Febrero 8 de 2015.
Dr. Daniel Rivas Torres
rivasdaniel@usa.net
Figura 8. Truenos en la calle Aristóteles