Arboricultura y Silvicultura Urbana: discusión conceptual
1.  Introducción. Recientemente, digamos en el presente siglo, en América Latina ha despertado un interés particular en diferentes estratos académicos, gubernamentales, institucionales y sociales
por el tema ARBOL URBANO (1) y la ciencia que estudia y trabaja por su cuidado: la ARBORICULTURA. Al escuchar diferentes discursos y revisar bibliografía relacionada con el bosque y el
arbolado urbano nos encontramos con el concepto de SILVICULTURA URBANA, que tradicionalmente ha interpretado a esta y aquella muchas veces como sinónimos.

(1) Árbol Urbano es la planta, leñosa o no, que alcanza en su madurez más de 5 metros de altura; desarrollando comúnmente un solo tallo y una copa conspicua. Aunque muchos árboles urbanos son naturales, por general
han sido plantados, encontrándose aislados o en grupos en calles, plazas, jardines y parques de pueblos y ciudades.

Con el propósito de contribuir a una mejor comprensión y principalmente al desarrollo teórico y conceptual de estos temas se ha considerado pertinente presentar esta discusión. La idea también
es llamar la atención de los interesados y que podamos lo más pronto elaborar y desarrollar programas de estudio y capacitación en nuestras escuelas y universidades.

Efectivamente, la divergencia entre los conceptos Silvicultura Urbana y Arboricultura es de carácter semántico, va más allá de un simple juego de palabras; ellas tienen distintos significados, no es
lo mismo una que la otra, no son sinónimos, vienen de ciencias diferentes.

2.         Dasonomía Urbana. Tenemos que la gran ciencia de la DASONOMÍA se compone de los vocablos Dasos que significa BOSQUE (2) y nomos TRATADO. Dasonomía es el tratado de los
bosques o la Ciencia que estudia los Bosques; principalmente con propósitos de producción de madera (pero también puede ser: agua, clima, suelo, fauna, recreación). Comprende gran cantidad
de disciplinas como: manejo, administración, sistemas de información geográfica, economía, política, cuencas hidrográficas, organización para la producción, legislación, silvicultura, dendrología,
sociología, abastecimiento, protección, genética, industrias, inventario, dasometría, etc. Dasónomo o Ingeniero Forestal es quien gestiona y atiende los bosques.

(2) Para la dasonomía el bosque es un ecosistema, es decir, un organismo palpitante donde interactúan componentes vivos y no vivos a través de una compleja red de flujos de energía. La unidad de manejo del bosque es el
RODAL; para manejar el bosque es necesario dividirlo en rodales.

Por extensión, Dasonomía Urbana (Urban Forestry) es la gran ciencia que trata de la gestión de los bosques urbanos, aquellos que se encuentran en y alrededor de los centros de población cuya
función principal no es maderable. Sus disciplinas son las mismas de la Dasonomía, solo que aplicadas a las ciudades. Dasónomo Urbano es la persona que estudia y trabaja con los bosques
urbanos.

Silvicultura es una rama de la dasonomía, la palabra se compone de dos partes: silvi que significa Selva y culture que significa Cultivo. Silvicultura es el cultivo de los bosques. La Silvicultura tiene
que ver con la regeneración natural o artificial de los bosques, luego con su cultivo a través de los diferentes métodos de tratamiento silvícola, hasta que el bosque llega a su madurez para la
cosecha (por lo general la madera).

Aquí el objeto de estudio y de trabajo es la masa forestal a través del rodal, que es su unidad de manejo. Silvicultor es quien cultiva el bosque, el campesino o el técnico que cultiva el bosque a
través de los rodales (Fotografía 1).

La silvicultura se vale de herramientas de cultivo como las cortas de saneamiento, los aclareos, las mejoras al suelo como la escarificación y la aireación, el acolchado, la micorrización, las quemas
controladas, la poda, el control de plagas y enfermedades, la siembra directa, la plantación, la redistribución de existencias, el cercado de brinzales, las brechas cortafuego, las cortas de
regeneración para obtención de la cosecha, etc. La plantación se realiza cuando fracasa la regeneración natural. Estas son las técnicas o prácticas silvícolas. Para cultivar el bosque el silvicultor lo
examina como un organismo, como un ecosistema. Un manual de silvicultura contemplaría la descripción detallada de cada una de estas actividades.
Fotografía 1. Bosque Urbano: objeto de estudio y de trabajo de la Silvicultura urbana.
Silvicultura Urbana es la ciencia dasonómica que se relaciona con el cultivo de los bosques, naturales o artificiales, en áreas urbanas o periurbanas, para la obtención sostenida de bienes y
servicios para los habitantes de la ciudad: aire limpio y fresco, captura y almacenamiento de carbono, agua, suelo, paisajes naturales, protección de la fauna y flora, espacios para campismo,
pesca, caza, natación, recreación, leña para combustible, frutos, etc. Sus disciplinas son las mismas de la Silvicultura, solo que aplicadas a las ciudades. Las podas se hacen en los pocos rodales
que se estén cultivando con fines maderables, para control de plagas, para abrir “ventanas” y crear escenarios, o donde existen infraestructuras y líneas aéreas. No es común que se presenten los
trasplantes de grandes árboles. Paradójicamente, el árbol como individuo no importa, es más, eliminamos los árboles para cultivar el bosque. La silvicultura urbana se hace para cuidar el bosque,
no para atender al árbol.

Un trabajo típico de silvicultura urbana es el aclareo. En el Bosque de Chapultepec de la Ciudad de México se realizó un estudio para conocer la condición de salud y seguridad del arbolado. Se
encontró que existía una alta densidad de especies (más de 500 árboles maduros por hectárea) que aparte de la poca biodiversidad creaban condiciones de excesiva competencia que no permitía
su desarrollo sano y seguro. La compactación del suelo también era una problemática importante (Fotografía 2).

Se efectuó la corta de un 25% del total de la masa, removiendo los árboles muertos, oprimidos, defectuosos y de riesgo. El trabajo se complementó con la aireación y acolchado del suelo,
empleando el material triturado resultante de las podas y derribos.
Fotografía 2. Mejor distribución del arbolado y condición del suelo en el Bosque de Chapultepec, como efecto del aclareo y mejoramiento del suelo (Rivas 2004).
3.         Arboricultura. Por otra parte, la Arboricultura es la ciencia que se dedica al cultivo, al cuidado de los árboles, arbustos y enredaderas, considerados como individuos. Por lo general, el árbol
que importa como individuo se encuentra en las calles, parques, plazas, camellones, andadores, jardines botánicos, arboretos, instituciones, empresas, viveros, unidades residenciales, casas,
fincas, etc. Al árbol de las ciudades se le llama árbol urbano, y no árbol ornamental, porque sus funciones son variadas y van más allá de un papel meramente estético. El árbol urbano cumple
múltiples funciones: estéticas, ambientales, ecológicas, sociales, históricas, simbólicas, culturales y recreativas (Fotografía 3).
Fotografía 3. Árbol Urbano: objeto de estudio y de trabajo de la Arboricultura.
Las herramientas o técnicas de la arboricultura son: producción, selección, plantación (por lo general en las ciudades no se hace siembra), sistemas de instalación, poda, trasplante, cordaje,
derribo, manejo de la salud del árbol, sistemas de refuerzo, instalación de pararrayos en los árboles, acolchado, fertilización, aireación y mejoramiento del suelo, protección en las construcciones,
riego, seguridad en el trabajo con los árboles, diagnóstico, valoración, etc. (Obviamente, el desmoche NO es una técnica de la arboricultura) (Fotografías 4 y 5).

El objeto de estudio de la arboricultura es el ARBOL. Para cultivar un árbol el (la) arborista lo considera un organismo, un ser vivo, en muchos casos un ecosistema. Lo anterior quiere decir que el
árbol urbano se cultiva durante toda su vida, no solamente en la etapa de vivero.
Fotografías 4 y 5. Poda de limpieza de copa de un árbol urbano.
4.         Discusión. En otro orden de ideas, podemos decir que AGRONOMIA es la gran ciencia de la Tierra para la obtención de cosechas de alimentos vegetales y animales para consumo humano,
principalmente.

AGRICULTURA es una rama de la agronomía que se encarga de los cultivos agrícolas y pecuarios. Agrónomo es el horticultor que investiga, estudia y trabaja para la producción de alimentos y
otros satisfactores. Agricultor es quien cultiva el campo, el campesino o técnico que pone en práctica los principios de la Agronomía a través de los diferentes sistemas de producción.

Para ubicar estas palabras en el contexto de las ciencias verdes, y de la discusión anterior, es posible hacer el siguiente silogismo:

                                                                        La Silvicultura es a la Dasonomía lo que la Agricultura es a la Agronomía


En México, en el contexto de la Ingeniería Forestal, se emplea bastante la palabra Dasonomía (silvicultura, no se diga). La palabra Dasonomía la empleamos en la traducción de "Forestry".

Harris (1992), en su libro Arboriculture, coloca Agronomy, Forestry y Horticulture al mismo nivel en su clasificación de las ciencias de las plantas. Silviculture (Silvicultura) y Urban Forestry
(Dasonomía Urbana) son ramas derivadas de Forestry (Dasonomía), ocupan un segundo nivel en la clasificación (ver Figura 1).

Plantar es el acto de instalar árboles y otras plantas producidos en lo viveros. Sembrar es cuando se colocan o se dispersan semillas en un terreno o en un almácigo.

Existe la arboricultura de los árboles frutales (fruticultura); la de los árboles medicinales (horticultura medicinal); la de los árboles forrajeros (agroforestería). Pero la arboricultura de los árboles
urbanos es simplemente… la arboricultura. La arboricultura es urbana por principio, por lo que no es necesario agregarle ese adjetivo. En los bosques urbanos podrá haber árboles que requieran
una atención especial por parte de la arboricultura. Igualmente, en las zonas urbanizadas habrá áreas boscosas donde, por el diseño, los árboles y arbustos pierdan su individualidad y la masa
deba ser tratada con prácticas silviculturales.

En la ciudad, lo que se hace en los jardines y áreas verdes con césped, flores y otras plantas de ornato no es silvicultura urbana, es Arquitectura del Paisaje y Jardinería.

Por trabajar en las ciudades y para los ciudadanos, la Dasonomía Urbana y la Arboricultura son técnicas en un 50 por ciento y ciencias sociales en el otro 50 por ciento. Ahora bien, no todo
silvicultor urbano sabe de arboricultura; lo mismo que no todos los arboristas saben de silvicultura urbana.

Por otra parte, desde un punto de vista geográfico el  objeto de estudio de la Arboricultura, el árbol, es un elemento puntual, mientras que el objeto de estudio de la Silvicultura Urbana, el rodal, es
un elemento superficial o de área.

La Arboricultura se encuentra en esa clasificación de Harris como una rama de la Horticultura Ambiental, que a su vez se deriva de la Horticultura (Figura 1). Quizá esto pueda explicar por qué la
FAO no la contempla en sus publicaciones, como en Unasylva, allí solo se refiere a la Silvicultura Urbana. También puede revelar por qué la Arboricultura no se encuentra en los planes de estudio
de los Ingenieros Forestales (bueno… ni siquiera aparece en las carreras de agronomía); hasta ahora aparece tímidamente como materia optativa en algunas facultades.

La Internacional Sociey of Arboriculture (ISA) durante mucho tiempo manejó con el nombre de
Journal of Arboriculture su publicación de los avances y reportes de investigación. Desde hace unos 3
o 4 años cambió a
Journal of Arboriculture and Urban Forestry, precisamente para estar más acorde e incluir los temas de este segundo aspecto, el de la Dasonomía Urbana.
Figura 1. Clasificación de las ciencias verdes según Harris (1992).
A propósito, Arborista es la persona que estudia y practica la arboricultura, el cuidado o cultivo delos árboles en paisajes urbanos; su lugar de trabajo son las calles, los
parques y los jardines. El arborista es un horticultor. Arboricultor lo asociamos más con el viverista, específicamente con quien cultiva y produce árboles urbanos en los viveros. Etimológicamente
estas palabras se originan del latín arbor. De allí también se derivan arboricultura, arbóreo y otras.

Árbol, arboleda también vienen de la raíz arbor, solo que no se pronuncian así tal vez por cacofonía. Arborista es el profesional de la arboricultura. Aunque árbol suena bien, arbolista no, es
inarmónica, es mucho mejor la palabra arborista. La palabra arbolista se emplea más bien para denominar a quien estudia el “árbol genealógico” de las personas, algo muy diferente a la
arboricultura. En francés, que es una lengua que al igual que el español tiene muchos vocablos de origen latino, se dice arboriste; en inglés se dice arborist.

5.  Conclusiones.

Aunque pueda parecer trivial, realmente es importante fomentar la discusión acerca de la diferencia conceptual entre Silvicultura Urbana y Arboricultura, esto permitirá un mejor desarrollo de estas
ciencias, principalmente en el medio académico.

Estas ciencias deberán ser acotadas en cuanto a las diferentes disciplinas o ramas que las componen, evitar los traslapes, y así sea posible trabajar con ellas.


En la actualidad, en prácticamente todos los países de América Latina, se requieren especialistas en Silvicultura Urbana y Arboricultura.

Todo esto puede y debe ser motivo de debate: magnífica forma de intercambiar opiniones, aclarar y cultivar nuestro pensamiento.
6.  Bibliografía.


Harris, R. W. 1992. Arboriculture: Integrated Management of Landscape Trees, Shrubs, and Vines. 2th ed. Prentice Hall, NJ, USA.

Rivas, T. D. 2004. Planeación, espacios verdes y sustentabilidad en el Distrito Federal. Universidad Autónoma Metropolitana. Tesis de doctorado. México. 210 p.
Dr. Daniel Rivas Torres
Bienvenido al sitio de Daniel Rivas
Fotografías 6 y 7. A diferencia de la poda, la Arboricultura cuenta con una técnica llamada "Control Físico del Muérdago" con el fin de
controlar esta plaga. Obsérvese que a quien se corta es al muérdago no al árbol.
Email :
El aclareo es al bosque lo que la poda es al árbol