La Arboricultura en México
1.        ¿Cómo ven el panorama arboricultural en México?

México es un país grande y diverso, con una extensión aproximada de 2 millones de kilómetros cuadrados y una población
de 120 millones de habitantes, urbano en más del 75 por ciento. Su geografía es muy variada, cubriendo prácticamente
todos los biomas existentes sobre la tierra.  

Con grandes cadenas montañosas, rodeado de dos océanos, a lado y lado del Trópico de Cáncer y con dos grandes
penínsulas, México tiene una gran variedad en flora, fauna, agua, suelo, topografía, clima, gente y paisajes.

La población es entusiasta, optimista y alegre en todos los rincones del país. En todas partes se encuentran personas
deseosas de trabajar por mejores árboles en sus pueblos y ciudades. Las vicisitudes y calamidades hacen que la gente se
haya hecho más fuerte y dispuesta a luchar por mejores condiciones de vida, dentro de lo cual los árboles son parte
imprescindible de su bienestar. Muchas personas ya no consideran al árbol como un lujo sino como una necesidad.

La arboricultura, entendida como la ciencia y arte del cuidado de los árboles ubicados en las calles, plazas, residencias y
jardines de pueblos y ciudades, aunque aún no es lo suficientemente conocida, tiene un inmenso potencial de crecimiento en
México. En la actualidad la cultura del árbol urbano está avanzando como la sombra de un gran árbol, con muchas
posibilidades de desarrollo en la industria, la investigación, la educación y la participación social. El desarrollo es desigual,
por ahora ubicado en la región central y noreste del país.

Los gobiernos federal, estatal y municipal, en su mayoría, no le dan al tema de los árboles urbanos la importancia que
merecen; muchos lo consideran un lujo solo para las zonas de gente acomodada. La distribución de las áreas verdes es
desigual, con muy pocos árboles y de mala calidad en las grandes zonas donde vive la gente con pocos recursos. Los
políticos y funcionarios en México ignoran el gran potencial que tiene las áreas verdes arboladas para el desarrollo social,
económico, sicológico, cultural y la tranquilidad de las zonas densamente pobladas.
LA ARBORICULTURA EN MÉXICO

Dr. Daniel Rivas Torres

ISA Arborist MX 0001 - A

Presidente de la Asociación Mexicana de Arboricultura
2.        ¿Cómo se ve ese desarrollo?

En la actualidad, en la industria se ven cada vez más empresas, técnicos y trabajadores dedicados únicamente al trabajo con
los árboles urbanos, a diferencia del siglo pasado cuando no se conocía el tema de los árboles y se dedicaban a la jardinería.
Las entidades del país donde mayor desarrollo se observa son el Distrito Federal, Estado de México, Nuevo León, Jalisco,
Guanajuato, Morelos, Quintana Roo, Chihuahua, Oaxaca y Veracruz, principalmente.

Las universidades, principalmente aquellas donde está la presencia de arboristas certificados por la ISA, han avanzado en el
conocimiento de la ciencia con nuevas materias y temas de investigación propios de las condiciones ecológicas y sociales
del país. Las instituciones donde más se ve la arboricultura son UNAM, UAM, UACh, UANL, UdeG, principalmente. En
algunas de ellas ya existe la materia de Arboricultura como parte de los currículos de los profesionales en varias carreras.

En México hay muchas organizaciones sociales no gubernamentales que consideran el tema ambiental. La Asociación
Mexicana de Arboricultura (AMA) es una organización civil, sin apoyo gubernamental ni tutela institucional, dedicada desde
su fundación en 1999 específicamente al tema del árbol y los bosques urbanos. En 15 años la AMA ha avanzado cualitativa y
cuantitativamente. La AMA reúne a los mejores exponentes de la cultura del árbol urbano, muchos con estudios
universitarios y formación como arboristas. En la actualidad se aproxima a 100 el número de asociados a la AMA que
simultáneamente son miembros de la International Society of Arboriculture (ISA).
3.        ¿Cuáles son las posibilidades para que la gente se interese en certificarse en México?

En la actualidad México cuenta con 20 arboristas certificados que prácticamente están dedicados en todo su tiempo a la
arboricultura en sus diferentes campos de la industria, la academia y el desarrollo social, principalmente. La Asociación
Mexicana de Arboricultura (AMA) ha dado a conocer el potencial de desarrollo profesional que representa para una persona
adquirir el nivel de Arborista Certificado. Se ofrecen cursos de capacitación y se organizan exámenes en español para la
certificación.

La AMA tiene presencia en Internet y en las redes sociales para la difusión de la información y los programas de
certificación.
4.        ¿De cada 10 trabajos que existen, cuántos son realizados por técnicos arbóreos incompetentes y personal no
capacitado?

De una manera general podría decirse que de cada 10 trabajos con los árboles en la ciudad solamente uno es realizado por
personal técnico y operativo capacitado.

La característica de los trabajos con los árboles en México es que se considera una actividad de tipo forestal, generalmente
desdeñada por los técnicos. Los biólogos e ingenieros casi no participan en el trabajo operativo con los árboles, dejan todas
las decisiones de qué y cómo hacerlo en manos del personal de campo; estos en su mayoría hacen las cosas a su modo,
lejos de la arboricultura, con técnicas y herramientas no adecuadas.

La inseguridad es la marca de la casa, se adolece de equipo de protección personal y de trabajo en las alturas. El machete y
la motosierra, no el serrote, son las herramientas preferidas para cortar los árboles.
5.        ¿Quién está pagando el mayor número de trabajos de arboricultura en México?

Hay por lo menos dos tipos de trabajos con los árboles en México: los que no toman en cuenta la arboricultura, que son la
mayoría (90%), y los que sí incluyen los avances con las mejores técnicas para cuidarlos.

Los gobiernos son quienes pagan por el mayor volumen de trabajos con los árboles en México. Sin embargo, la mayoría de
los contratos (90%) adolecen de las especificaciones técnicas derivadas de la arboricultura. De esta manera, vemos que los
árboles en las ciudades son de mala calidad, inseguros y antiestéticos. En la actualidad, la Comisión Federal de Electricidad
(CFE) destina millones de pesos al trabajo con los árboles bajo líneas áreas, por desgracia realizado con técnicas
inapropiadas y por personal carente de capacitación en arboricultura.

Los presupuestos gubernamentales no contribuyen como debieran a lograr mejores árboles urbanos. Las áreas verdes con
árboles bellos, sanos y seguros solo se ven en las zonas de la ciudad donde vive la gente que conoce más y exige mejores
servicios a cambio de sus impuestos. Los funcionarios y políticos solo se preocupan por las áreas verdes en épocas
electorales con el fin de dar la impresión de que les importa el medio ambiente.

Las instituciones, empresas, residencias, fraccionamientos, fincas, clubes y campos de golf privados sí pagan y hacen
buenos trabajos con los árboles, contratando muchas veces los servicios de arboristas certificados.
6.        ¿Qué se ve en el horizonte en caso de que se le diera a la arboricultura el lugar y reconocimiento que se merece en el
país?

Es el ideal y el sueño de la AMA y por el cual estamos trabajando: que la arboricultura tenga el lugar y reconocimiento que
se merece. El horizonte es promisorio, pero requiere planeación, trabajo y compromiso de parte de quienes creemos que es
a través de la organización social como se podrá avanzar en un mejor desarrollo de la arboricultura en México. Cada día más
y más ciudadanas y ciudadanos se acercan a la AMA en busca de apoyo en sus esfuerzos por mejores árboles en sus
lugares de origen. No los vamos a defraudar.
7.        ¿Estiman que hay tierra fértil donde se le pueda dar mayor importancia a la arboricultura?

México es tierra fértil para todo. La semilla de la arboricultura ya germinó con la AMA y ahora tenemos un arbolito de 15
años que crecerá sano, fuerte y seguro. No existe la menor duda que se logrará un crecimiento en todos los campos tanto
de la industria, como el social, económico, ambiental, educativo y de investigación. La marcha es agigantada, no habrá que
esperarse 100 años para ver mejores árboles urbanos en México.

Bueno, somos tan optimistas que creemos que hasta el campo gubernamental muy pronto va a mejorar en su tratamiento a
las áreas verdes. Es un tema de contagio, el ejemplo y el buen trabajo se irradian en todos los sentidos.

La ISA nos ha dado el ejemplo y nos ha enseñado el modo de avanzar; nosotros deberemos construir nuestro propio camino
con pasos rápidos y seguros.

En la actualidad, la arboricultura en México cuenta con personas generosas y capacitadas para avanzar con suficiencia en
los diferentes terrenos.

Chapingo, Febrero 14 de 2015.
Twitter: @Daniel_Rivas_T